Diez razones por las que tenés que aprender kitesurf

Las razones son varias, pueden ser ilimitadas pero que existen, sí señor, existen y por eso este gran deporte crea tanto fanáticos. El agua, el viento y el ser empujado por una vela crea un mix de sensaciones únicas, tan, tan atractivas que la mente se queda con ganas de experimentar algo similar. Imaginen, uno navega gracias a la naturaleza, un motor silencioso que respira y exhala armonía, luz para el alma, para el corazón, para la salud.

1. Hacer deportes rejuvenece el espíritu humano
En un artículo anterior describimos que todos los deportistas con el tiempo continúan siendo jóvenes; esta es una razón importante, si querés disfrutar de la vida, tenés la oportunidad de adoptar el kite como una fuente de agua que te da motivos para sonreír.
2. Te mantiene activo
Como dependemos del viento, la idea de ver cuando podemos cuántos nudos vamos a tener tal día crea una adicción sana. Miralo de esta forma, la idea es que puedas planificar un día perfecto.
3. Familia
Los amigos y conocidos se transforman en una mini familia. Cada vez que te vean te van a asociar con el deporte, por ende tu nombre y apellido se va relacionar con el relax. Lo mismo vas a hacer con tus semejantes.
4. Un lugar de descanso
El spot que elijas va a tener el mismo efecto psicológico del punto 4, cada vez que vayas a tu salida para navegar, tu cerebro va a generar ideas positivas y por lo tanto, como redactamos antes, luz para el alma. Un motivo, una excusa para descansar.
5. Cuerpo sano
Dicen que los músculos tienen memoria propia; si cada parte de nuestro cuerpo al sentir el agua y el viento se relaja, imaginen cada vez que tengamos un recuerdo. Podemos estar muy estresados con el laburo o con otras situaciones; el kitesurf es un motivo para tenerlo en mente y usarlo para recuperarnos.
COPA BALLENAS
6. Aprender a aprender
La enseñanza por parte de otros y la nuestra es un ejercicio que dictan nuevos objetivos a corto como a largo plazo. Tener algo al que apuntar para tratar de mejorar ofrece también miradas positivas a la salud mental.
7. Volvamos a donde volvamos siempre estaremos contentos
Nos gusta atribuirle al deporte una figura de psicólogo, cada vez que nos encontramos con este, no importa las palabras o la catársis que hagamos, siempre que volvamos a nuestros hogares vamos a estar un poquitín más contentos.
8. El deporte te invita a viajar
Sean spots cercanos o lejanos no importa, siempre estás buscando enriquecer el alma con nuevos lugares para navegar.
9. Querés que otros aprendan el deporte
Ya es común ver a muchos riders que navegan con sus hermanos, primos o con amigos de la infancia. Cuando nos sentimos orgullosos nos dan ganas de mostrar lo que practicamos y si es posible, traer gente para ofrecer alegría.
10. Nos hace más inteligentes
El constante aprendizaje nos hace más estratégicos y sobre todo nos permite conocernos a nosotros mismos. Por ende, nuestra mente tiene nuevas formas de mirar la realidad y aprender a aprender al 100%.
Si los puntos anteriores no te cerraron, respetamos tu opinión, pero si te sedujeron te pedimos que vos y tus amigos se únan al deporte. Para esto te invitamos a que llenes el formulario del link para que puedas tener clases de kitesurf.

Dejá un comentario

Riders han comentado